Poirot vive: Los crímenes del monograma

El día del libro, Poirot y su reaparición en el siglo XXI me parece el modo perfecto abrir al público Mi caótica biblioteca, el misterio queda desvelado Los crímenes del mograma de Sophie Hannah es la novela que da el pistoletazo de salida a este blog.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Supongo que quedaría más erudito y glamuroso decir que mi pasión por la literatura empezó con Cien años de soledad o El principito pero, no mon ami, la primera novela que leí fue El tren de las 4:50 de la señora Christie, así me ví contagiada del virus que hizo de mi una lectora voraz, desordenada, caótica. También he de decir que con ocho años casi mejor que no leyera Cien años de soledad porque igual hubiese acabado de cabeza en un hormiguero.

Muchas noches en vela en los veranos de mi pueblo, Carcedo, me llevaron a leer la obra completa de Agatha Christie y ahí comenzó esta historia de amor incondicional.
Siempre he defendido la calidad de la autora inglesa, incluso de forma inconsciente cuando la osadía de la juventud me llevó en primer año de carrera a rasgarme las vestiduras defendiendo a mi heroína por su técnica y argumentos, esta hazaña estoy convencida que me granjeó la inquina de una insigne profesora, que en los siguientes tres años solo me puso cincos raspados, también puede ser que me los adjudicara simplemente por zoqueta y porque Dios no me llamó por el camino de la Semiología, con los años esa conspiración interestelar en mi contra ha perdido fuelle en mi mente.

Recibí con alborozo que Sophie Hannah hubiera obtenido el permiso de los herederos de Agatha Christie para resucitar a Poirot después de que su última aparición en Telón. Lo primero que me llamó la atención fue la extensión de Los crímenes del monograma, Hannah utiliza muchas más páginas que la expeditiva Christie que no daba puntada sin hilo, la muy pillina. En sus decenas de novelas el esquema casi siempre era el mismo, porque si le funcionaba para qué lo iba a cambiar: breve introducción para presentar a los personajes y que nos preguntemos quién va a pasar a mejor vida, asesinato, investigación a cargo de alguno de sus protagonostas estrell o no (Marple, Poirot, los Beredsford o Ariadne Oliver ,la escritora que come manzanas y en la que algunos ven el alter ego de Mss. Christie) y final apoteósico con todos reunidos en un salón, donde el lector después de que doña Agatha sembrara tantas dudas tiene miedo de ser él mismo el asesino. Dice la leyenda que hacía una lectura a su familia antes de publicar para ver si descubrían al asesino, un Potosí hubiera pagado yo por poder estar allí.

Shophie Hannah, muy inteligente la muchacha,  en Los crímenes del monograma solo rescata del baúl a Hércules Poirot así que no esperéis por Hastings, ni por George ni por Japp, eso me parece un acierto porque supongo que los fans fatales que nos acercamos a su novela lo hacemos con recelo y ya es bastante difícil resucitar un personaje de la envergadura del pequeño belga.
Hannah crea un narrador al estilo Hastings, Catchpool, al que puede tratar como le venga en gana porque suyo es, así Poirot también puede lucirse con su arrogancia habitual, ya que el pobre policía está tan pez como el lector a la hora de enfrentarse a su materia gris privilegiada.

El planteamiento es el clásico: aparecen tres cadáveres en un hotel, en habitaciones distintas. Los tres finados han sido envenenados (gran rima) y no parece haber ninguna relación entre ellos. Por supuesto, hay  un monograma por el medio pero no os cuento más para no fastidiar la novela.

Yo iba con mis escrúpulos por bandera, que no se piense esta que porque el personaje tenga bigotes engominados, un fulgor verde en los ojos y suelte interjecciones en francés me va a convencer … tarda unas páginas en conseguirlo. La novela no es una imitación, la autora recrea el ambiente y las intrincadas tramas de Christie, más intrincadas aun que las de la madre biológica del personaje, hay que estar muy atenta. Se puede ver claramente a la autora de No es mi hija, no desaparece poniéndose un disfraz de época, como en sus novelas desarrolla más los personajes dándonos datos de su pasado que no aportan sospechas del gusto christiniano pero sí modernizan la novela.
Riza el rizo de trama hasta tal punto que no la resuelve en un acto final sino en varios aunque tiene el acierto de reunir a casi todos los personajes al menos una vez, y ahí aparece Poirot en todo su esplendor. Las damiselas en apuros, los suicidios y los amores desesperados también tienen cabida en la historia de Hannah pero restando dramatismo y sumando credibilidad.

A pesar del recelo inicial puedo decir que efectivamente se ha reabierto el telón ha aparecido Poirot y sus pequeñas células grises investigan de nuevo.
Quizá escriba una carta a los herederos para ver si me prestan a Miss Marpple para trasladarla a Carcedo y hacer mi propia sesión de espiritismo literario.

Deberes para el lector “caótico”:

Tengo un vicio bastante arraigado que consiste en ponerle la cara de actores más o menos conocidos a los protagonistas de las novelas que leo. En el caso de monsieur Poirot es más fácil porque su popularidad ha hecho que lo representen insignes autores como Peter Ustinov o Albert Finney, este último mi preferido:
¿Con cuál os quedáis vosotros?
¿Conocéis alguno más?

Edición utilizada para esta entrada: Los crímenes del monograma, Espasa, 2014.

Anuncios

9 thoughts on “Poirot vive: Los crímenes del monograma

  1. la espera sin duda mereció la pena!!!
    Ahora ya tengo ganas de empezar a devorarlo y dejar los otros pendientes para más adelante!
    Feliz día del libro!

    Me gusta

  2. ¡Ostras, me da miedo decir que a mí no me apasionó el libro! Como no conocía a esta buena señora, una vez enterada de que iba a resucitar a Poirot, me leí uno de sus libros, Matar de amor y no me dejó buen sabor de boca. A pesar de eso, me leí superemocionada Los crímenes del monograma pero donde esté el original… Claro que a mí no me gustaría ni que resucitara a Poirot el mismo Cervantes, je, je…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s