“Mi color favorito es verte” de Pilar Eyre

Pilar Eyre era para mí esa señora un poco estirada que no pegaba C_Mi color favorito es verte.inddmucho en los programas del corazón donde salía. Los Premios Planeta con su gran máquina publicitaria la trajeron a la puerta de la biblioteca y sin prejuicios comencé Mi color favorito es verte, a ciegas, sin saber qué me iba a encontrar.C_Mi color favorito es verte.indd
El argumento, chocante para mí que miro con escepticismo los amores locos de dos días, arranca con el encuentro pasional y maduro de la propia periodista que sin empacho asegura que lo que a continuación vamos a leer es autobiográfico.

Con mucho valor, poca vergüenza y retranca a barullo Pilar Eyre se retrata como una de esas personas peliculeras que se montan un dramón por tres copas y dos revolcones, ese tipo de seres que por un lado, yo por lo menos, miro con una cierta vergüenza ajena y por otro con admiración por conseguir sentir en un par de días y cada dos por tres algo que otros no encuentran en toda una vida. Recuerda un poquito a la hermana de Malena es un nombre de tango de Almudena Grandes, Reina, que siempre justificaba todas las putadas que le hacia porque el último hombre siempre era el amor de su vida y nunca había sentido nada igual.

La periodista se enamora de un señor más joven que ella, Sébastien atractivo y francés, que después de dos encuentros contados desaparece, supuestamente en una misión peligrosa con secuestro incluido y un contacto vía móvil por lo menos chocante.

La Eyre se pasa la primera parte de la novela preparándose como una novia, vestida y alborotada, para su próximo encuentro y la segunda buscándolo a la desesperada. Se consume en sus propios desvelos, se reconcome, se devora para vomitarse a sí misma destrozada después de tanto padecimiento.

Me he reído mucho leyendo el libro (las conversaciones con sus padres muertos no tienen desperdicio, sobre todo cuando los lleva en el capó del coche). También he sufrido y me he maravillado ante la falta de pudor de la protagonista al contar sus miserias, y con todo lo que le pasa por la cabeza en sus momentos de crisis más aguda (las referencias a sus evidentes operaciones de cirugía estética son geniales).

He leído críticas de todo tipo: desde la que la tachan de sexagenaria chiflada hasta las que achacan el reverdecimiento de su vida sentimental a la lectura de este libro.
A mí me ha gustado el ritmo y sobre todo la autocrítica y la capacidad que tienen para reírse de sí misma. Una buena lectura para un momento de bajón o para este puente mismamente

Mi color favorito es verte, Editorial Planeta, Barcelona 2014.

Anuncios

5 thoughts on ““Mi color favorito es verte” de Pilar Eyre

  1. También yo disfruté con esta novela, muy alocada pero muy divertida. No conocía nada de Eyre y me sorprendió profundamente y como bien dices, por el poco “pudor” para mostrarnos sus cosas tan íntimas, para abrirse literalmente y desnudarse ante nosotros. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  2. No dudaré en leerla y más si puedo disfrutar la obra y vivir con ella cada una de sus experiencias. Saludos, te invito a visitar mi blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s