Dime quién soy. Julia Navarro

Una envidia, además de la mala, me acorraló al empezar a leer Dime quién soy de Julia Navarro, la empresa que acomete el narrador es una perita en dulce para cualquier novelera que se precie: Guillermo Albi es uDime-quien-soy-Julia-Navarron periodista caído en desgracia, víctima de la crisis o quizás de sí mismo y  de su lucha contra molinos de viento, que recibe el encargo  de desenterrar el pasado de su bisabuela, Amelia Garayoa, una desconocida para su familia. La vida le lanza un desafío y él recoge el guante.

Arranca la investigación con una foto que nos lleva a los años 30 de la España republicana. El periplo de Guillermo detrás de su dicharachera parienta es trepidante, desde luego la buena señora no se dedicó a hacer calceta, agárrense a sus asientos, su agitada vida llevará a su bisnieto de una ciudad a otra a lo largo de tres continentes. Vais a pasear por la ribera del Sena, a bailar tangos en Buenos Aires, a pasar frío en Rusia, a escuchar ópera en Roma, a cenar en El Cairo y a sufrir en Madrid.
Julia Navarro dosifica las pistas con un orden enervante, que te atrapa hasta tal punto que es un placer ver que te quedan 200 páginas por delante para seguir disfrutando de tantas situaciones emocionantes. Dan ganas de coger a Guillermo por la pechera, sacudirlo, y chillarle: chaval, estás viajando por medio mundo, relájate y disfruta.

La autora hace un esfuerzo por contextualizar las peripecias de la protagonista de forma amena e instructiva al servicio de la historia, además realiza un bien social porque por lo menos los estudiantes de mi generación nunca llegábamos al siglo XX español, y muchos se sorprenderán de la de cosas que pasaban en este país en particular y en el mundo en general.

Amelia Garayoa recorre tantos países, que conocemos muchos personajes con los que procura mostrar la dualidad del ser humano: divas de la ópera, oficiales nazis, revolucionarios, espías rojos, verdes y azules. Hay buenos y malos en la novela pero también muchas personas que nadan entre dos aguas como ocurre en la vida real.

El viaje que emprende nuestro detective ocasional corriendo tras su bisabuela es ameno, dramático, divertido y siempre intrigante. Quién es Amelia Garayoa lo tendréis que descubrir vosotros de la mano de Guillermo y sus ayudantes. La pequeña burguesa de raíces vascas toma una decisión drástica al abandonar a su familia lo que la llevará a vivir una vida de película que, al menos como espectadora, merece la pena ver.


Dime quién soy, Julia Navarro, Editorial Plaza&Janés, Barcelona 2010.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s