La gente feliz lee y toma café

Agnès Martin-Lugand relata la reconstrucción que Diane hace de sí misma después de una tragedia personal.ebook-pdf-la-gente-feliz-lee-y-toma-cafe-agnes-martin-lugand-12053-MLM20054042389_022014-O

París, un negocio con encanto, un marido perfecto y una hija preciosa, la vida de Diane es estupenda, pero la desgracia conduce un camión que de un plumazo la deja sin su familia. Después de un año encerrada en su piso reconcomiéndose con su pena, solo tolera a Felix, amigo gay con encanto, que no permite a la protagonista hundirse en los marasmos de su desgracia. Presionada por su entorno Diane decide huir hacia delante y la casualidad la lleva a Mulranny un pueblecito de Irlanda donde comenzará su camino hacia la recuperación.

No estamos ante una novel parisina, donde realmente se desarrolla la parte importante de la historia es
Mulrrany Mulranny, un lugar con ecos de película de Ford, que cuenta con una playa idílica, un cottage encantador, caseros amables, barmans simpáticos, perros nobles y sobre todo con un HOMBRE (así con mayúsculas), son todos esos ingredientes los que empezarán a curar el alma de Diane.

El café literario que regenta Diane con Felix se llama La gente feliz lee y toma café, quizá al principio os pegaría más que la novela se llamara  La gente feliz fuma y pasea por la playa, pero no hay duda de que el título causa interés y es uno de los ingredientes de este éxito. Todo comenzó como un proyecto de autoedición en diciembre de 2012 en Amazon, y terminó siendo adquirido por una editorial tradicional y editándose en papel.  La novela ha funcionado magníficamente bien en varios países e incluso se va a llevar al cine, lo que dio de sí un simple clic.

aranEs una novela que lee ligero, en una tarde de bajón te subirá la moral y te entretendrás con ese carrusel de emociones en el que va montada la pobre muchacha. Leí una entrevista en la que la autora decía que ella defiende que cada cual lea lo que quiera, si es Grey pues Grey, yo estoy de acuerdo con ella. Este tipo de novelas de fácil lectura que generan buen rollo también son necesarias, no todos los días te puedes leer La sombra del viento, y en estos tiempos de crisis y problemas esa idea de que todo se arreglará por muy grave que sea la situación nos viene de perlas. Igual la próxima reseña de Mi caótica biblioteca es desde Irlanda, quién no querría huir a las paradisíacas islas de Aran con un irlandés fornido y olvidarse de todo…


La gente feliz lee y toma café, Agnès Martin-Lugand, Alfaguara 2014

Anuncios

4 thoughts on “La gente feliz lee y toma café

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s