Drama sin fin: Marnie la ladrona

El maratón de películas curativas sigue en este domingo de mayo, ni Holly, ni4.portada marnie las hermanas Dashwood, ni Velma Kelly aun han conseguido devolverme al cálido abrazo que proporcionan las páginas de un libro, ¿podrá el señor Hitchcock? 

La capacidad sanadora que Marnie la ladrona  infringe en mi persona se encuentra sobre todo en un plano, el plano del beso que Sean Connery le da a Tippi Hedren en su despacho cuando estalla la tormenta, con un beso así todos lo problemas deberían desaparecer pero Marnie no piensa igual. Marnie tal como dice el título roba, lo hace porque está traumatizada aunque ella no lo sabe, no puede soportar el color rojo, tiene unas horribles pesadillas en las que padece mucho frío,suenan unos golpes misteriosos ydebido a todo esto roba como las locas todo lo que se le pone por delante. Si yo hiciera eso estaría ya en alguna penitenciaría como una Pantoja más, pero ella tiene suerte y se encuentra con el señor Rutland interpretado por esa bomba sexual que era el señor Connery al que se le mete entre ceja y ceja (y más abajo también) curarla de esa compulsión que tiene de agarrar todo el dinero posible y salir corriendo a montar a caballo (qué diría Freud de esto, Hitchcock era muy verderón y no daba puntada sin hilo así que su significado oculto o evidente tendrá). 4.Marni y el caballo

El amor de Sean/Mark hace que Tippi/Marnie de redima, conseguirá también purificarme a mí y devolverme al sendero correcto de Mi caótica Biblioteca…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s