“Convénzeme”

Los ojos me sangran con esa “zeta”, por qué, por qué…por Stephan Zweig, igual la agresión ortográfica me hubiese dolido menos si el delirio de la Milá hubiese sido por Saramago y hubiesen bautizado el programa “Convénseme”. Vive Dios, que es hablar por hablar porque si La Fábrica de la Tele, Mediaset España, doña Mercedes y cienes y cienes de publicistas han decidido que el título es apropiado por algo será, que desnudos nos están, y ya sabéis que lo importante es que se mueva el tema ya sea por la “zetita”, por las recomendaciones o porque Mercedes Milá abandonó Gran Hermano.

Hasta aquí la crítica, si pensabais que estaba afilando los cuchillos equivocados estáis: resultó un programa para mí entretenido (hablan de libros, qué queréis) a la par que cómico.  Me reí como nunca con los invitados que sin empacho hablaron mal de Rayuela (con dos  cojones) y bien de Lucía Etxebarría. Ay, Mercedes, cómo se te vio ahí el plumero: “Una zeta verde a Lucía Etxebarría, de verdad”. Por supuesto, después al más puro estilo “telecinquero” llevaron a la escritora de Beatriz y los cuerpos celestes como invitada a otro programa: Sálvame en la librería.

Más allá de las recomendaciones positivas y negativas, porque supongo que si no hay leña al mono la cadena no hubiese tragado, y además a la gladiadora catalana de la tele le va la marcha, si alguien lee un solo libro y es la mitad de feliz que soy yo no solo cuando me abduce una lectura sino cuando recomiendo novelas a lo loco y la gente satisfecha vuelve a pedir mi opinión, pues lo doy todo por bien empleado, hasta la puñetera “zeta”.

Mercedes Milá es un animal televisivo, es una apisonadora catódica y o te gusta o cambias a Antena3, muchos la critican por haber presentado un reality y salir del sacrosanto círculo de la intelectualidad periodística, pues vale. Yo, aunque no me necesita para nada, la defiendo, pienso que supo adaptarse a lo que había, a que las entrevistas caníbales que ella tanto disfrutaba habían dejado de vender y se subió al caballo que había, que encima resultó archiganador, y eso le ha permitido hacer otras cosas que seguramente le reportan más satisfacción.

Repito, o amas a la Milá o la aborreces porque no deja indiferente, no es un busto parlante y todo el rato ves y escuchas, porque lo dice a voces, lo que piensa, se palpa su devoción por los libros y, oye, ha conseguido llevarlos a la tele. Tripito, si alguien lee un libro porque salga en Telecinco, aunque sea de la Etxebarría: yo, compro el formato.

A ver cuando le echan valor y le dan una “zeta” chunga al Ulises, con lo divertido que sería ver Convénzeme” rodeada de colegas de esos que mean colonia y cagan margaritas retorciéndose por una crítica a James Joyce…hay que organizar algo y subirlo a Youtube, señores de Telecinco: aquí queda constancia de que la idea ha sido mía.

Anuncios

One thought on ““Convénzeme”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s