Sí soy, mi reina madre y Lola Flores

Sí,  soy hija, sí: soy hermana, tía,  sobrina, prima, madrina, amigota. Jamás me definiré por lo que me falta, hoy es un día jodido para ello, oye, porque al ser huerfanita el «Día de la madre» pica un poco el alma, e irritan un poco los mails diciéndote «haz un test y juntas decidiremos cuál es el mejor regalo para tu madre», ya te lo digo yo, fandango:

El elixir de la vida o una güija.

Dicho lo cual,  yo sí tengo madre (muerta, pero eso es un detalluco) y está siempre conmigo, al fin y al cabo como decía el otro día Rodrigo  Cortés (ese hombre) es cuestión de tiempo el ser huérfano,  y con 45 años pues tampoco he tenido que andar de hogar de acogida en hogar de acogida…que ya tengo el culo pelao de vivir y que oigo a mi reina madre diciendo:

_Anda, zoqueta,  tira pa’lante o voy y te calzo una hostia que te saco al patio no te quejes tanto, cojona….

Mi madre está conmigo cuando miro de lado echando chispas, y cuando digo mal el nombre de los medicamentos, y cuando consuelo a alguien, y cuando hago un regalo , y cuando cocino, y cuando rio,  y cuando mi sobrina me mira con cara de huevo, y cuando me cago en la puta de oros, y cuando beso a alguien, y cuando digo sí por favor, no gracias,  y cuando pillo un taxi aunque no esté bien de perras porque «ellos siempre vivieron en el palacio y nacieron bajo la fuente de Foncalada», y cuando me ahueco el pelo, y cuando tiro cosas sin ton ni son (él libro de familia o el gancho de la cocina), y cuando canto copla (yo bien, porque mi madre emitía sonidos que ponían nerviosos a los perros en dos calles a la redonda) y cuando veo Canal Sur….y ya lo dejo, que canso.

Mi reina madre jamás me permitirá,  esté donde esté, que vaya de víctima y que me definan las ausencias porque:

_Mira, Rosa María,  yo no estuve CINCO días pariendo pa’que vayas dando pena por la vida, no te atasques porque no te lo permito, te saco yo de ese pozo por los pelos del fandango.

A mí no me corresponde contar por todo lo que pasó mi madre en la vida, pero mucho fue,  pérdidas injustas y problemas de todo tipo, como todo el mundo, pero quién lo diría,  NADIE,  no permitía que la definiera lo malo, y porque ella ni cantaba , ni bailaba, pero coño,  no te la podías perder…y aquí viene Lola Flores.

No soy hija de Lola Flores, pues no, pero me hubiese parido a los 52 años tal como soy ahora con 1.80 porque era una monstrua como dice su Rosario. El hecho es que mi madre partió a su cielo clavadito a nuestro barrio Ventanielles (donde la esperaban con los brazos abiertos y un juergón de la Virgen) un 16 de mayo de 2020 (sí,  ESE año). Justo el día hacía 25 años que había partido doña Lola Flores al ritmo de «La Zarzamora» para su escenario celestial. Pues, coño, sabes cuántas personas nos dijeron:

_Qué casualidad, Rosa murió el mismo día que Lola. Así, sin apellidos.

Tenías que ver la cara de mi brother que no daba crédito pero encajaba como podía.

Cuál sería la razón, que nosotros gitaneamos mucho como Lola  (y a mucha honra) que somos muy cañís. Aprovecho para decir que mi padre, como Lola, no era gitano, que si lo fuera, ya ves, y que lo parecemos, también.
Por qué creo que el personal las relacionó: por el salero, por la sorna, por la fuerza, por la falta absoluta de modestia, por la mala hostia, por guapas, por liantas, y pues porque las dos en su medio eran las putas amas.

Y este es mi post del día de la madre para felicitar a la mía, a Lola Flores y a todas vosotras que desde que mi mama taconea por otros lares me cuidais tan bien con mi tita Iso a la cabeza.

Otra cosita: que con el último óvulo loco que me quede por ahí hago padre a Rodrigo Cortés cuando y como él quiera.

Feliz día, muyeres.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s