La seca

Las campanas de la iglesia milenaria sonaban pero más alto gritaba mi güela:

– Paco, ni se te ocurra ir al monte que te va a pillar el fuego y como te quemes te mato.
Seguir leyendo “La seca”

Lecturas acuáticas

Iba a titular esta entrada “Lecturas playeras” pero cavilando, cavilando, decidí extenderlo a todos los medios acuáticos a donde llevo mi pasión lectora: playa, río, piscina o barreño para los pies en la puerta de mi casa en el pueblo, Carcedo. Eso sí siempre con agua cerca por la montaña poco me veréis a mí, el secano no me va. Seguir leyendo “Lecturas acuáticas”