Frankenstein me ronda

Dicen las malas lenguas que siempre tengo pretendientes raros, o al menos peculiares, si alguno lee esto que conste que que no escribo desde el rencor, simplemente es lo que comentan mis amigos, lo harán desde el cariño para que yo no tenga la culpa de que el tema no cuaje, pero os defiendo, que lo sepáis. Esta aclaración resulta necesaria porque el más raro de todos mis ligues es el último: Frankenstein me corteja. Para mí que este va a hacer buenos a todos los demás. Continue reading “Frankenstein me ronda”

Brando al rescate: Un tranvía llamado deseo

Si el Brando  de Un tranvía llamado deseo no arregla el problema que me acucia en este 7. 1951 Un tranvia llamado deseo (ing) 02domingo de pasión lectora inexistente, nadie lo conseguirá. “Estelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa”

La señorita Blanche/Vivien Leigh llega de visita a casa de su hermana Estela/Kim Hunter en Nueva Orleáns con modales del viejo sur y farolillos rojos para disimular la edad (ya sabéis coetáneas a buscar luces rojas, si lo dice Escarlata/Vivien/Blanche por algo será). En la casa humilde encuentra al animal en celo que es su cuñado Stanley  el polaco interpretado por Marlon Brando en todo el esplendor de su belleza, ya noto como mi ánimo mejora. Desde el principio los hermanos políticos chocan, a ella le parece una Continue reading “Brando al rescate: Un tranvía llamado deseo”