Funda para sueños

Los Reyes me conocen y saben que soy la señora rubia de las libretas y los libros, hija del lector del Coyote, nieta del estudioso de la enciclopedia, sobrina del escritor de misterio…

Seguir leyendo “Funda para sueños”

Recuerdos

Quien dice picar a la puerta dice llamar a voz en grito…o chillar MAMAAAAAA y salir otra vecina:

– Qué quieres, Rosa Mari, que tu madre ta tendiendo pal patio y no te oye.

– Quiero cruzar

– Venga, ya te cruzo, yo, mira a los dos lados.. AHORA..

Y ya desde la otra acera

– Dile a mi madre que me dejaste tú ehhhhh.

– Que sí, fandango, ay qué guaja esta, yes una redicha.

Y lo sigo siendo, eso no se pierde…


Bueno, y como hay gente nueva (perdón por la cuña) “si me queréis seguidme” que tengo múltiples personalidades:

Mi caótica biblioteca

Facebook de persona

Instagram de persona

Instagram de mamarracha y su prima de Facebook

La luna me persigue

Cuando era una pequeña Rosa Mari e iba a mi pueblo estaba convencida de que la luna se venía conmigo desde Oviedo, entre cánticos, potas y demás agobiaba a mis padres diciendo toooodo el camino:

_ Mira la luna, ahí está, eh, eh, detrás de esa montaña, uy, no la veo ¿la luna también se para a hacer pis y fumar, papá?

Seguir leyendo “La luna me persigue”

Peligro, señora rubia pasea perro antes del café

Una fiesta más no voy a ponerte fotos de Candanchú, ni de Punta Cana ni de Orihulela, mi barrio, Ventanielles, es el destino elegido para disfrutar este acueducto con la mejor de las compañías: mi reina madre y mi reina perra.

Seguir leyendo “Peligro, señora rubia pasea perro antes del café”

Cuento para dormir

Hoy 23 de noviembre es el día de la palabra y ese es mi rollo así que te voy a contar un cuento para dormir:

Érase que se era una Rosa Mari pequeña que oía a su abuela en verano día tras día, noche  tras noche decir de los hombres de su casa (mi abuelo, mi padre y mi tío)

_Dónde estarán estos, tocando el Pénjamo por ahí y la comida fría. No tienen conocimiento Seguir leyendo “Cuento para dormir”