“Convénzeme”

Los ojos me sangran con esa “zeta”, por qué, por qué…por Stephan Zweig, igual la agresión ortográfica me hubiese dolido menos si el delirio de la Milá hubiese sido por Saramago y hubiesen bautizado el programa “Convénseme”. Vive Dios, que es hablar por hablar porque si La Fábrica de la Tele, Mediaset España, doña Mercedes y cienes y cienes de publicistas han decidido que el título es apropiado por algo será, que desnudos nos están, y ya sabéis que lo importante es que se mueva el tema ya sea por la “zetita”, por las recomendaciones o porque Mercedes Milá abandonó Gran Hermano. Continue reading ““Convénzeme””

Anuncios

Frankenstein me ronda

Dicen las malas lenguas que siempre tengo pretendientes raros, o al menos peculiares, si alguno lee esto que conste que que no escribo desde el rencor, simplemente es lo que comentan mis amigos, lo harán desde el cariño para que yo no tenga la culpa de que el tema no cuaje, pero os defiendo, que lo sepáis. Esta aclaración resulta necesaria porque el más raro de todos mis ligues es el último: Frankenstein me corteja. Para mí que este va a hacer buenos a todos los demás. Continue reading “Frankenstein me ronda”

Día de las escritoras

¿Cómo celebrar el Día de las escritoras y con quién? Primero pensé en mi Agatha Christie, pero es que ya canso, aunque siempre será la primera en mi corazón de lectora con “El tren de las cuatro cincuenta” y aquella noche de mis ocho años en Carcedo (dónde iba a ser) que pasé en vela hasta descubrir al asesino y algo más: las novelas.

Continue reading “Día de las escritoras”

Viaje a Carcedo con papá

_A ver Rosa Mari, si te portas bien durante el camino (dos horas de curvas infernales si no encontrabas un camión subiendo el puerto de la Espina, con camión TRES) te regalo un #libro de Enid Blyton. Ahí empezaban las negociaciones con mi padre en nuestras excursiones a Carcedo mano a mano. Continue reading “Viaje a Carcedo con papá”